Corea del Sur y España. ¿Más similitudes que diferencias?

Imaginemos un país al borde de ser intervenido, con potencias industriales como vecinos con las que es difícil competir. Un país altamente burocratizado, en el que es difícil invertir, y con unas multinacionales bastante pegadas al poder político; a lo que hay que sumar una regulación laboral rígida, que prima la estabilidad a la productividad.

¿Estamos hablando de España? Podría parecerlo, pero no. Hablamos de Corea del Sur, hace unos 20 años. Quizá no muchos lo recuerden, pero este país fue intervenido por el FMI  en 1997. Pensemos en todo su recorrido desde entonces, hasta en lo que se ha convertido hoy.

Una política de estado seria, mentalizada y con proyectos a largo plazo, hacer primar a la educación por encima de todo y crear un clima favorable a las inversiones extranjeras fue la clave del éxito del milagro surcoreano. Pronto comenzaron a surgir grandes multinacionales a imitación de las estadounidenses y japonesas que allí se instalaron, y comenzaron a fabricar productos no iguales, sino mejores y más baratos. Ejemplos los tenemos en el sector de la electrónica (Samsung, LG), del motor (Hyundai, Kia, Daelim) y naval (Daewoo, y Samsung y Hyundai de nuevo).

¿Podría España replicar un modelo de éxito “a su manera”? Aunque siendo realistas no parece en principio muy probable, lo cierto es que en algunos sectores de la sociedad española empieza a verse un cambio de mentalidad, condición indispensable para que esto fuera posible.

Poco a poco nuestras multinacionales llegan más lejos, hacen más contactos en más países y ganamos visibilidad global. Ya hay sectores en los que somos referencia (Turismo, Gastronomía y Deporte) y la imagen de España ha mejorado bastante en el último año, si la comparamos con la de los primeros tiempos de la crisis.

Si de algo puede servirnos esta larga ya etapa de depresión económica es de aprender de nuestros errores, mejorar y salir fortalecidos, tal y como hicieron en Corea del Sur. Cambiar la mentalidad, y ser conscientes de cómo se mueve el mundo que ahora nos rodea no es cosa fácil, pero a la fuerza ahorca estamos empezando a verlo.

Sigamos por aquí. Potenciemos lo nuestro. Tengamos claro qué queremos ofrecerle al mundo y hagámoslo. Si somos observadores, nos daremos cuenta que hasta la forma de hacer política ha cambiado en nuestro país. Lo que creo que necesitamos justo ahora es tener la visión de estado definida tal y como la tuvo Corea del Sur en su día. ¿Estaremos a la altura de las circunstancias?

Este artículo está inspirado en otro titulado  “Así puede convertirse España en un gigante mundial de las exportaciones” publicado por Expansión que puedes leer aquí.

Anuncios

2 comentarios

  1. Internaste comparación, e ilusionante. La gran diferencia está en el sistema educativo, el nuestro es erratico y laxo, y el suyo es estable y exigente, y ese ha sido precisamente el secreto de su exito por lo poco que se del tema. Ojalá un día lleguemos a un acuerdo de estado en este tema. Gracias por el artículo.

  2. Efectivamente Fernando. Eso es precisamente lo que nos diferencia de Corea, además de tener una visión común de proyecto de país. Esperemos que por lo menos esta crisis nos sirva de algo y cambiemos un poquito de mentalidad. Gracias a ti por tu interés en comentar. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: